Los 3 principios de la sostenibilidad aplicados a la arquitectura.

La sostenibilidad en arquitectura es un término que se utiliza con demasiada vehemencia, hoy en día arquitectura sostenible se denomina a cualquier edificio que incorpore sistemas de subministro de energía solar o que incorpore sistemas de ventilación, algo desde hace años viene siendo de obligatoria aplicación en cualquier estudio de arquitectura según las normativas actuales y que no tiene nada que ver con el concepto de sostenibilidad.

Hace tiempo que en materia de concienciación social en desarrollo sostenible se han venido utilizando 3 principios básicos de la sostenibilidad, que hoy queremos analizar cómo se aplican al diseño de edificios para conseguir una construcción verdaderamente consciente.

Reduce -  El primero de ellos tiene que ver con la economización de recursos y de espacio. Es importante aprender a vivir con menos sin que ello implique tener que reducir la calidad y las comodidades a las que estamos acostumbrados. Reducir se aplica en todos los aspectos de una construcción, en primer lugar es necesario reducir la superficie de suelo ocupado, construir un edificio de viviendas reduce la necesidad de suelo, el precio es menor  y se reduce los metros de infraestructuras municipales como agua y luz necesarias. En segundo lugar, reducir la necesidad de metros habitables, las familias hoy en día son muy variadas y cambian constantemente, con diseños flexibles podemos reducir el espacio de vivienda permitiendo adaptarnos a diversos tipos de familias y los cambios que en ellas se produzcan. Y por último, reducir en cantidad de materiales, la arquitectura moderna permitió a la clase media acceder a viviendas de calidad, ya que construir con hormigón pasó a ser mucho más barato,  hay que aprovechar toda la técnica a nuestro alcance para diseñar estructuras más eficientes y con menor necesidad de materiales. Existen nuevas formas de construcción que se están recuperando de nuestros ancestros como la construcción en tierra que permite una reducción de los costes y un impacto mucho menor sobre el medio ambiente.

Reutiliza – El segundo término es la reutilización, en los tiempos actuales en que estamos viviendo una crisis en el mercado de la construcción, este concepto adquiere más significado que nunca. En arquitectura la reutilización se podría aplicar a la rehabilitación de edificios o la conversión de edificios en otros usos. Por ejemplo, antiguas fábricas abandonadas se pueden convertir en viviendas tipo loft para jóvenes o en un taller de co-working.

Recicla – Por último el término reciclar, algo a lo que la mayoría de las personas ya se han adaptado desde hace años en sus viviendas pero que es posible ahora trasladarlo a otros ámbitos. Existen empresas en Estados Unidos que ya están ofreciendo viviendas realizadas a partir de un contendedor de carga que cuando acaba su vida útil se transforma mediante la incorporación de aislamiento y acabados interiores en una vivienda mínima.

La sostenibilidad en la arquitectura empieza por la aplicación de estos tres principios básicos que debemos recordar en todos los aspectos de nuestro día a día para contribuir a conseguir un planeta en armonía y a un desarrollo sostenible.